¿Qué nos diferencia?

Entendemos la visión desde un punto de vista más completo que ver unas letras a una determinada distancia.

Muchos problemas que afectan a la persona como una mala orientación, dificultades en el cálculo de distancias, seguimientos de trayectorias imprecisos, desequilibrio, descoordinación corporal, problemas de aprendizaje, poca socialización, etc pueden estar provocados por disfunciones visuales sin detectar

¿Sabías que vemos con el cerebro?

La visión es un proceso complejo a nivel cerebral, que permite que seamos capaces de identificar, interpretar y comprender la información recibida por cada ojo. Nacemos con ojos funcionales, pero el cerebro no sabe usarlos: aprendemos a ver igual que aprendemos a caminar o hablar, por lo tanto, la visión es un conjunto de habilidades que el cerebro adquiere gracias a la experiencia. Como dato curioso, el 80% de la información que recibe el cerebro proviene de la visión.

Visión y aprendizaje

Alrededor de un 74% de los niños con problemas de aprendizaje tienen un problema visual sin detectar.

Muchos de esos problemas visuales no se detectan porque solo se examina la capacidad de ver unas letras a una determinada distancia (agudeza visual). Existen otras habilidades visuales que también influyen en el aprendizaje (movimientos oculares, enfoque, coordinación de ambos ojos…) y deben ser evaluadas con un examen optométrico completo. Cuando alguna de estas habilidades no funciona correctamente, el uso de unas gafas no siempre es la solución. Muchos casos pueden mejorar a través de la terapia visual, que es un entrenamiento individualizado diseñado para trabajar aquellas áreas visuales con dificultades y mejorar así el rendimiento académico.

¿Trabajas en un cole?
Podemos ampliar esta información dando una pequeña charla gratuita en vuestro centro.
Os contamos cómo detectar en el aula posibles problemas visuales

Nuestro procedimiento