La semana pasada, en colaboración con el ANPA Magnolia, dimos una pequeña charla-taller para niños y padres sobre el aprendizaje de la visión en la escuela infantil Vilalaura. Tras una pequeña introducción sobre la visión, realizamos un taller de juegos que fomentan el desarrollo visual, donde nos divertimos grandes y pequeños.

Muchos se sorprendieron cuando les dijimos que la visión se aprende. La visión es un proceso complejo que se produce a nivel cerebral que nos permite ser capaces de identificar, interpretar y comprender la información recibida por cada ojo. Aproximadamente el 80% de la información que procesamos  es visual.

La visión es un conjunto de habilidades que el cerebro adquiere gracias a la experiencia: Nacemos con ojos funcionales, pero el cerebro no sabe usarlos. Aprendemos a ver igual que aprendemos a caminar o hablar. Este proceso suele durar hasta los 8 años  aproximadamente y no se produce al mismo ritmo en todos los niños. Aprender a ver implica más que identificar unas letras a una determinada distancia (agudeza visual). La visión también es el enfoque, la motilidad ocular, visión espacial, memoria visual, coordinación entre los ojos y coordinación ojo-mano…

Nuestra visión necesita de experiencias para su desarrollo: la realidad es que cada vez se crean menos, de ahí que aumenten tanto el número de problemas visuales que luego implican dificultades en actividades tan esenciales como la lecto-escritura. En parte esto se debe al cambio en nuestros hábitos de vida. Los niños cada vez pasan menos tiempo al aire libre y haciendo actividades  motoras (que es la base del desarrollo visual) Además también estamos cambiando los juegos tradicionales por pasar tiempo con dispositivos electrónicos (móviles, tablets, ordenadores…) Éstos no se deberían usar en menores de 8 años, ya que pueden alterar el desarrollo visual, pudiendo ser los causantes de miopías, problemas de enfoque y atencionales. Lo ideal es no utilizar estos dispositivos electrónicos en menores de 8 años, y en caso de tener que usarlos, que sea de forma puntual y nunca más de 20 minutos seguidos.

Para crear estas experiencias visuales, os damos algunas ideas de juegos y actividades para hacer con los peques de la casa:

  • Juegos de búsqueda de objetos (Lince, Buscar a Wally, Pictureka…)
  • Buscar diferencias
  • Sopas de letras
  • Laberintos
  • Juegos de equilibrio (Pata coja, caminar por un bordillo, Twister…)
  • Rodar como una croqueta
  • Golpear globos con las dos manos sin que se caigan al suelo
  • Juegos con pelotas (encestar, atraparla con las manos en el aire, golpearla…)
  • Puzles
  • Carreras de carretillas

Si trabajas en un cole o formas parte del ANPA, podemos realizar charlas o talleres en vuestro centro, pregúntanos!